Masari Casa de Bolsa presenta análisis semanal de los mercados financieros

0 225

Masari Casa de Bolsa  presenta un análisis de acuerdo con los eventos registrados esta semana en los mercados financieros alrededor del mundo, los cuales pintan un incremento significativo de volatilidad, impulsados principalmente por una coyuntura global y los riesgos asociados a un escenario de mayor desaceleración económica. El VIX, un indicador de la volatilidad sobre el mercado accionario estadounidense (construido a partir de las opciones del Chicago Mercantile Exchange, CME), alcanzó un máximo histórico de 82.69 puntos el día lunes. En tanto que los indicadores de volatilidad global del mercado cambiario también han registrado incrementos importantes.

Los principales índices accionarios de Estados Unidos tuvieron una baja en promedio superior al -11 por ciento al cierre del lunes. Posteriormente, se registró una recuperación importante en los índices derivado de las expectativas sobre el contenido del paquete de estímulos económicos a darse a conocer por el presidente Donald Trump (transferencia y préstamos tanto a las empresas como a las familias) aunado a una mitigación del riesgo crédito.

Asimismo, los mercados y los inversionistas estarán atentos a los posibles estímulos extraordinarios aplicados por parte de los bancos centrales y gobiernos alrededor de todo el mundo. Si bien es posible que no se logre anular completamente los efectos negativos producidos por el brote del coronavirus, se considera que será importante que las medidas aplicadas aligeren el impacto social – económico teniendo como base lo siguiente: holgura en los créditos empresariales para obligaciones de corto plazo y liquidez en los mercados financieros. También se prevé que el balance de riesgos para Estados Unidos se mantiene robusto y proporciona fundamento para mantener un dólar fuerte durante el corto plazo  en los  mercados internacionales.

Entorno Financiero de México 

En México la percepción de riesgo por parte del mercado ha ido en aumento durante las últimas tres semanas, lo cual, se encuentra propiciando que indicadores como la prima de riesgo de Pemex a 5 años ascienda a máximos históricos, la prima de riesgo soberana también reportó incrementos y la perspectiva de crecimiento nacional está siendo revisada a la baja. Dicho lo anterior, el mercado posiblemente se encuentre descontando mayores presiones al balance de riesgos resultado de un menor dinamismo económico durante el corto plazo aunado a la revisión crediticia, lo cual, sería un justificante para la depreciación del peso en lo que va del año.

Igualmente, el indicador mensual de la producción industrial correspondiente al mes de enero se mantiene con tendencia negativa al registrarse una contracción real de -1.7 por ciento anual. Por sectores de actividad económica, la construcción se redujo en -9.2 por ciento interanual y las industrias manufactureras en -1.0 por ciento; en tanto que la minería se incrementó en 5.8 por ciento y la ‘generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final’ tuvo una variación de 0.4 por ciento.

Asu vez, la tasa de rendimiento de los bonos soberanos a 10 años se ubica en su máximo de 3 meses en niveles de 7.79 por ciento, siendo que el nivel promedio se ubicó en 6.76 por ciento y el mínimo en 6.28 por ciento durante dicho periodo. La sensibilidad en el movimiento de las tasas de rendimiento ha sido resultado del factor riesgo de mercado nacional e internacional, siendo este último un movimiento generalizado en economías con la perspectiva de un deterioro del balance de riesgos.

Tras los impactos económicos del coronavirus en las economía global y las bajas en los precios del petróleo, el peso mexicano se coloca como la segunda divisa con peor desempeño spot contra el dólar dentro del grupo de las principales monedas del mundo, mediante una depreciación de -18.02 por ciento en lo que va del año, sólo por debajo del Real Brasileño con -19.39 por ciento. Se registra una depreciación promedio de -8.32 por ciento en dicho grupo de 16 monedas.

Entorno Financiero Global

Los Bancos Centrales alrededor del mundo continúan implementando medidas de estímulo económico para contrarrestar la desaceleración económica derivada del brote de coronavirus. Además de la FED de Estados Unidos, Suecia, Japón, Australia y Corea del Sur han tomado medidas en lo que va de la semana, en las que se incluyen: recortes en tasas, más compras de activos, intervenciones de mercado y nuevos programas de préstamos bancarios para mantener con cierta estabilidad las empresas.

Principalmente, es posible que el Gobierno de Estados Unido se encuentre analizando respaldar la decisión del envío de pagos directos de mil dólares o más a los estadounidenses dentro de dos semanas como parte de un plan de 850 mil millones de dólares para mitigar el impacto económico de la pandemia de coronavirus. Los pagos serían parte de un plan de estímulo que Mnuchin se encuentra negociando con el Congreso.

Por lo anterior, la Reserva Federal estaría reiniciando un programa aplicado en 2008 para ayudar a las empresas estadounidenses a endeudarse a través del mercado de papel comercial. El Banco Central se encuentra utilizando autoridades de emergencia para establecer el Fondo de Financiamiento de Papel Comercial con la aprobación del secretario del Tesoro, de acuerdo con una declaración de la FED realizada este martes. El Tesoro proporcionará 10 mil millones de dólares en protección crediticia de su Fondo de Estabilización de Cambios.

Paralelamente, la economía de China estaría en la perspectiva de presentar contracciones en el trimestre actual (en comparación al anterior), considerando que los datos publicados el día lunes reflejaron una caída generalizada en la fabricación, las ventas minoristas y la inversión durante el mes de enero y febrero. Las cifras se ubicaron en mínimos históricos. La mediana de previsión para la expansión interanual durante el primer trimestre es de 3.8 por ciento interanual, la más débil en 30 años.

Conclusiones Finales 

Masari Casa de Bolsa espera que los mercados financieros internacionales continuarán reportando prudencia a la espera de los próximos datos económicos correspondientes al mes marzo en diversas regiones del mundo, los cuales, empezarían a mostrar mayor exactitud en las consecuencias negativas por el Covid-19  (oferta y demanda económica). Por lo tanto, la volatilidad podría permanecer como una constante en los mercados financieros, aunque a menor nivel si los estímulos económicos se mantienen en la medida que la contención muestre resultados positivos en diversas regiones del mundo.

Masari también prevé que una coyuntura global podría seguir generando en los inversionistas internacionales la preferencia por acciones de Estados Unidos con baja volatilidad y de sectores contra – cíclicos como el de utilities, consumo básico y salud (incluso Real Estate por temas de dividendo en el sector), así como sectores de crecimiento potencial como Tecnología de información (las empresas reportan balances financieros sólidos). Si bien las presiones negativas podrían permanecer durante el muy corto plazo, el horizonte de largo plazo plantea entradas paulatinas al mercado.

Por el lado mexicano, la intermediaria financiera considera que el tipo de cambio ha registrado una depreciación significativa debido a un incremento en la perspectiva de riesgo tanto soberano como para Petróleos Mexicanos (Pemex), implicando con ello, presiones al balance de riesgos nacional de corto plazo. Sin embargo, la política monetaria mantiene un margen amplio para la implementación de medidas expansivas, las cuales, tendrían que ser conjuntadas con inyección de capital público y soberano para incrementar los niveles de confianza productiva, sin caer en un sobrendeudamiento.

Imágenes tomadas de Facebook Black WallStreet Capital México y Pixabay

 

Comentarios
Cargando...