Directora del Conacyt evade a reporteros que la interrogan por comedor gourmet

0 1

Laura Brugés | Acustik Noticias

María Elena Álvarez-Buylla directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), huyó de un grupo de reporteros que buscaban interrogarla sobre 15 millones de pesos ejercidos para la contratación de un comedor gourmet.

Al finalizar su participación en los Foros Parlamento Abierto para el Análisis y Discusión del Plan Nacional de Desarrollo (PND), la funcionaria caminó rápidamente hacia un ascensor que la llevó al estacionamiento de la Cámara de Diputados, con el fin de evitar responder a cuestionamientos de los medios.

‘Doctora, su mensaje para los que pedían más inversión para la ciencia; ¿Quién diseñó el menú?; ¿Hubo errores?’ fueron algunas de las preguntas realizadas por los periodistas; sin embargo, Álvarez-Buylla decidió bajar la mirada y guardar silencio.

La información de este comedor se dio a conocer una semana después de que investigadores, técnicos, y estudiantes de 27 centros públicos de investigación del Conacyt manifestaron al presidente López Obrador que los recortes implicaran la suspensión e incluso la cancelación de actividades sustantivas de investigación, desarrollo tecnológico, formación de recursos humanos, difusión y divulgación de la ciencia.

También, a través de redes sociales, cientos de internautas expresaron su indignación por la falta de recursos para los niños que representarán a México en la Competencia Internacional de Matemáticas en Sudáfrica, cuyos padres denunciaron que el Conacyt les retiró las becas que les permitían participar en esos certámenes mundiales.

Por otro lado, la diputada Frida Alejandra Esparza Márquez (PRD) criticó que el Conacyt, le apliquen la austeridad republicana con un recorte en su presupuesto y que ‘la directora de dicha dependencia se dé el lujo de contratar un comedor gourmet de más de 15 millones de pesos para ofrecer desayunos y comidas a los trabajadores de la oficina central’.

Asimismo, consideró que esas acciones no pueden ser ejemplo de una administración federal que se jacta de ir en contra del neoliberalismo y los privilegios en su gobierno, cuando sus subalternos se dan el lujo de gastar en comidas orgánicas, agroecológicos y cárnicos de primera calidad, pasando a segundo plano el apoyo a la ciencia, la tecnología y la investigación, poniendo en riesgo el desarrollo del país.

Es una vergüenza que la directora del Conacyt haya declarado que es un derecho de los trabajadores comer alimentos orgánicos, agroecológicos sin tóxicos, de alta calidad y supervisados por un nutriólogo, después de que solicitó a las sedes en el interior de la república la austeridad, hasta el punto de recortar presupuesto en las funciones básicas como la energía eléctrica y papelería” [sic].

Foto tomada de video propiedad de Acustik Noticias.

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Comentarios
Cargando...