Estudios genómicos, un indicador para tratar la obesidad

0 63

Acustik Noticias

La cirugía bariátrica no siempre tiene resultados satisfactorios en personas con obesidad grado ll y lll debido a variaciones genéticas relacionadas con el gen de la obesidad hereditaria, explicó el doctor Samuel Canizales Quinteros, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En México, el tres por ciento de la población tiene un índice de masa corporal alto, entre 35 y 40, y con ello más complicaciones de salud.

El tratamiento recomendado es multidisciplinario, incluye a médicos, nutriólogos y psicólogos, con el fin de crear hábitos saludables y actividad física, pero en ciertos casos se recomienda una cirugía bariátrica.

Consisten en hacer un baipás gástrico, en el que se deja un pequeño estómago que se conecta al intestino delgado, o bien la manga gástrica donde se reduce de forma permanente el tamaño del estómago, detalló la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) en un comunicado.

Algunas personas responden positivamente a la cirugía, mientras que otras lo hacen de manera intermedia e incluso no favorable, explicó el doctor Samuel Canizales, de la Unidad de Genómica de Poblaciones Aplicada a la Salud de la Facultad de Química de la UNAM y del Instituto Nacional de Medicina Genómica.

Para entender esta variación realizó un estudio en colaboración con el Hospital General ‘Doctor Rubén Leñero’ donde se tomaron datos de pacientes de seis a 12 meses después de la cirugía y se analizaron 112 genes reportados para poblaciones europeas relacionados con el riesgo genético para ganar peso.

Un perfil genético puede predecir cómo van a responder el paciente a una estrategia quirúrgica o farmacológica, además se observó que pacientes con obesidad mórbida presentan mutaciones en el gen receptor de melanocortina 4 (MC4R), relacionado con la obesidad hereditaria.

Canizales apuntó que los pacientes después de la cirugía bariátrica y antes de perder peso tenían mejoras metabólicas y aunque aún se requieren más estudios, uno de los factores preliminares que puede estar relacionado es la microbiota intestinal.

Esta regula las distintas hormonas que se producen en el intestino en respuesta a la ingesta de alimentos y tienen un impacto en la sensibilidad a la insulina y en regular algunas hormonas de la saciedad.

Los marcadores genéticos podrían ayudar a establecer estrategias clínicas con impacto en el paciente, aclaró el genetista durante su ponencia ‘Avances en el estudio genómico de la obesidad y su potencial aplicación en la medicina personalizada’.

Nota original de Notimex.

Fotografía: Vértigo Político.

Comentarios
Cargando...