Persisten acusaciones y señalamientos en debate, Anaya pide a AMLO renunciar a candidatura

0 16

Por: Enrique Serna | Acustik Noticias

Mérida. 13 de junio de 2018.- En lo que fue quizá el momento más álgido del tercer debate presidencial, Ricardo Anaya, aspirante de la alianza Por México al Frente, increpó al abanderado de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador; por presuntos contratos otorgados por asignación directa al ingeniero Riobóo, por 170 millones de pesos, cuando el tabasqueño fue jefe de gobierno, por lo que lanzó una especie de reto a renunciar a la candidatura, en caso de demostrarlo, como lo hiciera su correligionaria capitalina, Alejandra Barrales con Mikel Arriola, en el pasado encuentro por la jefatura de gobierno.

El panista insistió en su demanda hasta la intervención de Carlos Puig, quien lo interrumpió para pedirle, por respeto a quienes enviaron preguntas, retomar el tema de programa sociales, que en ese momento se discutía.

Otro momento destacable se registró cuando López Obrador reiteró que echara por tierra la esencia de la Reforma Educativa, pues está planteada en un sentido laboral y coercitivo para los profesores, además de tener tintes privatizadores.

En este rubro, José Antonio Meade no desaprovechó la oportunidad de recordar que al contrario de AMLO, él está del lado de los profesores, así como del futuro de niñas y niños; de tal suerte, a los primeros ofreció salario digno y certeza laboral, y a los padres de los segundos pidió, por sus hijos, no colocar al morenista cerca de la educación.

Destacó también la insistencia de Ricardo Anaya en la amenaza de, si llega a la presidencia, Enrique Peña, enfrentará la cárcel; advertencia que incluso extendió al aspirante tricolor.

El formato del encuentro, más apegado al tradicional, provocó que los debatientes difícilmente abandonaron su guión, a pesar de la insistencia de la moderación para que respondieran las preguntas. Sobre la y los moderadores, se observó una tendencia incisiva hacia los candidatos, sin restarles protagonismo, como ocurrió en el debate anterior.

En general, los aspirates se limitaron a recordar sus promesas de campaña sobre los siete temas que se discutieron.

Por un lado, López Obrador centro su mensaje en el combate a la corrupción; en tanto que Anaya, en apego a la tendencia tecnológica que adoptó su campaña, prometió; internet gratuito, cobertura y un dispositivo inteligente para cada mexicano; como estrategia para abatir las diferencias sociales.

Meade por su parte, acusó a AMLO y su administración al frente de la capital, en prácticamente todas sus intervenciones, sólo se refirió a Anaya en un par de ocasiones para indicar que está bajo señalamiento legal por presuntos lavado de dinero.

Jaime Rodríguez Calderón, reiteró su polémica propuesta de ‘mochar la mano’ a corruptos, y se pronunció por la reducción de la semana laboral para desincentivar el uso del automóvil.

En sus mensajes finales; Andrés Manuel López Obrador, llamó a la ciudadanía a construir democracia sin miedo; en tanto que Rodríguez Calderón dijo que si las encuestas fueran confiables, habría que poner la banda presidencial a López Obrador y ya no gastar dinero, pidió a la audiencia “quitarse la pata del pescuezo y votar Bronco”.

Meade pido un voto de confianza, para trabajar y garantizar el futuro de los hijos; finalmente, Ricardo Anaya, invitó a transformar el enojo en esperanza y la esperanza en felicidad, para convertir a México en un país en paz.

Comentarios
Cargando...