IMSS emite recomendaciones para evitar visitas a urgencias en época invernal

0 253

Redacción || Acustik Noticias

En esta época del año se presentan con mayor frecuencia las infecciones respiratorias agudas, como rinitis, faringitis, bronquitis y neumonía, en tanto que los excesos en las fiestas decembrinas por consumo de alcohol favorecen los accidentes automovilísticos, asegura el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Otros motivos son las descompensaciones metabólicas en quienes padecen enfermedades crónico-degenerativas, como diabetes o hipertensión, pues muchas veces en las cenas de Navidad y Año Nuevo se desconocen restricciones médicas, señala el IMSS, por lo que recomienda tener festejos sanos, moderar el consumo de alcohol, no descuidar los tratamientos existentes y mantener la actividad física e ingerir abundantes líquidos.

El coordinador de Programas Médicos del Instituto Mexicano del Seguro Social, Edmundo García Monroy, destacó que los grupos más vulnerables en este periodo son niños de 0 a 5 años y personas mayores de 65 años en adelante, por infecciones en vías respiratorias; y hombres y mujeres de cualquier edad con obesidad y enfermedades permanentes e incurables, así como adultos en general que manejen en condiciones inadecuadas.

El urgenciólogo del IMSS señaló que en promedio cada día se otorgan más de 50 mil consultas de urgencias a nivel nacional en mil 72 unidades médicas de los tres niveles de atención, y que el incremento en este periodo decembrino es de alrededor del diez por ciento.

Destacó que los 226 servicios de urgencias de los hospitales de segundo nivel del IMSS ofrecen atención al derechohabiente los 365 días del año, las 24 horas del día.

El especialista aclaró que alrededor del 70 por ciento de las consultas que se otorgan en los hospitales de segundo nivel no representan una urgencia, pues no ponen en riesgo la vida, el órgano o la función de una persona.

En este sentido, hizo un llamado a la población derechohabiente para que autoclasifique su motivo de atención y determine si es viable acudir al primer nivel, en las unidades de medicina familiar, con atención médica continua, para no saturar así los servicios de urgencias y se otorgue atención oportuna al paciente con urgencia real.

La idea de este sistema es que cuando el paciente llega, la primera atención que recibe es la de un médico y una enfermera para que de manera simultánea, el médico aplique una serie de preguntas (Índice de Gravedad de Urgencias) y la o el enfermero tomen signos vitales, lo que permitirá asignar el nivel de gravedad.

El IMSS utiliza una escala definida con cinco colores:

  • Rojo, para pacientes que ameritan resucitación o reanimación porque están en situación grave en riesgo de muerte donde la atención médica debe ser inmediata (menos de tres minutos).
  • Naranja, emergencia para ser atendida en menos de diez minutos.
  • Amarillo, que tiene que ser atendido no más de 30 minutos.

Portada: IMSS Oficial

Imagen interior: Archivo Acustik Noticias

Comentarios
Cargando...