Agricultor mexicano desarrolla método de control de plaga de gusanos en el maíz

0 46

David Salcedo | Acustik Noticias

Un agricultor originario de Alfajayucan, en Hidalgo, recibió el Premio de Innovación Juvenil en Maíz 2019 – América Latina en la categoría de ‘Agricultor’ por desarrollar un método de control biológico, basado en trampas de feromonas para regular al gusano cogollero, una plaga que afecta al maíz de todo el mundo.

El ganador del premio, Eduardo Cruz Rojo, recibió la distinción por parte del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (Cimmyt).

El investigador hidalguense declaró:  ‘es una de las peores plagas que afectan al maíz en mi estado natal, Hidalgo, y puede afectar hasta el 50 por ciento de la cosecha. Solíamos aplicar productos químicos en los campos dos veces al año para controlarlo, lo cual era muy costoso y puede dañino para el medio ambiente’.

Por lo anterior empezó a trabajar con trampas de feromonas, que son unas jarras de agua con tres agujeros en diferentes lados del contenedor; en medio de estas jarras está el cebo de feromonas rodeado de agua jabonosa.

Las polillas adultas de gusano cogollero son atraídas por el cebo de feromonas, así que entran a la trampa y se ahogan en el agua jabonosa.

Eduardo Cruz Rojo explicó que este trabajo inició en 2015, usando las trampas principalmente para monitorear de dónde venían las plagas.

Instalamos las trampas cuando el maíz ya había crecido y fue demasiado tarde para obtener un mejor resultado. El segundo año instalamos las trampas de feromonas solo cinco días después de la siembra, ¡Y pudimos controlar el daño causado por el gusano cogollero hasta en un 90-95 por cierto! Desde entonces, hemos usado las trampas todos los años y no hemos tenido más problemas con el gusano cogollero en nuestros campos de maíz; además, nos pudimos liberar de comprar y usar productos químicos cada año”.

El gusano cogollero del maíz es un insecto nativo de las regiones tropicales y subtropicales de América.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), esta plaga se detectó por primera vez en África Central y Occidental a principios de 2016 y ahora se ha extendido a través del subsahariana y recientemente llegó a Yemen y la India

En su etapa de larva, el insecto causa daño a los cultivos, pudiéndose alimentar de más de 80 especies de plantas, pero afectando principalmente al maíz, al arroz y al sorgo, así como al algodón y algunos vegetales.

Las polillas pueden volar hasta 100 km por noche y las hembras puede poner hasta mil huevos en toda su vida.

Imagen: Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo

Comentarios
Cargando...