Difunden más testimonios de mexicanas contra la secta Nxivm de Keith Raniere

0 795

Acustik Noticias

Keith Raniere, líder de la secta Nxivm, afronta un juicio por asociación delictiva y tráfico sexual en la corte del Distrito Este de Nueva York, Estados Unidos.

La semana pasada terminó el interrogatorio a los testigos y a partir del día de ayer se presentaron los alegatos finales por parte de la Fiscalía Federal y la defensa del acusado.

La asociación Nxivm fue fundada a finales de la década de 1990, en ella se daban cursos de superación personal que tomaban principalmente personas de clases acomodadas, quienes pagaban miles de dólares por sesiones.

Sin embargo, el líder ocultaba dentro de dicha secta un grupo de explotación sexual, por el que está acusado actualmente Raniere.

La fiscal Moira Penza calificó el escenario de los crímenes que cometió Keith como de ‘una película de terror’, donde el líder era el ‘villano principal’.

Penza mostró un mapa de un vecindario en Clifton Park, al norte de Nueva York, donde algunos miembros de Nxivm habitaban y varias violaciones sexuales ocurrieron en algunas casas del lugar.

En un vivienda se dejó a una mujer desnuda con los brazos sobre la cabeza como si estuviera en un ‘sacrificio’ mientras gritaba porque le estaban marcando las iniciales del líder de la secta.

Otro escenario es el de Nicole, quien estuvo atada a una mesa con ojos vendados mientras Camila le practicaba sexo oral.

En un tercer domicilio se encontró un archivo fotográfico exclusivo de Raniere con contenido sexual. Entre las víctimas del líder se encontraba una mujer que denominaron ‘el trofeo’ por ser una adolescente mexicana, de 15 años.

Entre los testimonios que recolectó la Fiscalía de Estados Unidos se encuentran varios de mujeres mexicanas, quienes describieron la manera en que el grupo operaba.

En el juicio destacó el caso de Rosa Laura Junco, hija del director del diario mexicano Reforma, quien estuvo involucrada como ‘maestra’ en Nxivm desde 2018.

Junco compró una vivienda considerada como ‘casa de hermandad’ donde se celebraron reuniones en las que mujeres se quitaban la ropa y se tomaban fotografías que después mandaban a Raniere.

Además de ella, las mexicanas Loreta Garza, Daniela Padilla, Camila Fernández y Mónica Durán están vinculadas con la secta de explotación sexual. Todas fueron señaladas como ‘maestras’ del círculo DOS.

Con información de Milenio, NY Times y El Sol de México.

Fotografía especial con imágenes tomadas de Milenio y Plumas Libres.

Comentarios
Cargando...