Clausura simbólica en oficinas del sindicato de Pemex; exigen detención de Romero Deschamps

0 1,582

Laura Bruges | Acustik Noticias

CDMX. 10 de enero de 2019.- Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) de la sección 48, se tomaron pacíficamente las oficinas del sindicato de Pemex en la Ciudad de México, exigiendo la detención del líder petrolero, Carlos Romero Deschamps.

Con una manta rojinegra extendida en las oficinas de la calle Zaragoza 15, en la colonia Tabacalera, su principal demanda es que se detenga la corrupción en Petróleos Mexicanos.

Por su parte, Omar Toledo, presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Petrolera, explicó que Romero Deschamps ha estado impune durante muchos años, sin embargo, en asegura que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, ya se está emprendiendo las acciones necesarias para detectar las irregularidades e ilegalidades cometidas por Deschamps, lo que en consecuencia traerá su captura.

Añadió que el secretario general del sindicato de Pemex, y los anteriores directivos de la empresa productiva del Estado, son los que responsables de permitir y en muchas ocasiones participar en las actividades del robo de combustible por lo que debe ser detenido y sometido a proceso.

Toledo también administrador de plataformas marinas en la Sonda de Campeche, indicó que en tribunales ya se le han girado varias tomas de nota, ante lo cual se prevé que no sólo se le detenga sino que le retire la designación de Secretario General de Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, y se nombre en su lugar a un interino mientras se convoca a nuevas elecciones.

Durante la manifestación los trabajadores opositores indicaron que el desplegado de Romero Deschamps en el que apoya la lucha del presidente López Obrador en contra de la corrupción en Pemex, es un intento de curarse en salud, debido a que consideraron que ya está bajo investigación.

En opinión de los sindicalizados, dicen que se está preparando un nuevo ‘quiñazo’ debido a que como en el pasado, el Ejército ya controla muchas de las instalaciones y supervisa las operaciones, solo falta la detención de Romero.

Señalaron que pese a ser el líder sindical, los trabajadores no protestan por la captura, por el contrario apoyarán los cambios al interior del gremio y la lucha contra la corrupción que se está organizando desde el Gobierno Federal.

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Comentarios
Cargando...