Caen ventas en la Central de Abasto por falta de gasolina y cuesta de enero

0 239

Acustik Noticias

Ciudad de México. 13 de enero de 2019.- Los problemas de distribución de hidrocarburos que enfrenta el Gobierno Federal han comenzado a causar estragos en la Central de Abasto (CEDA) de la Ciudad de México, el principal punto de aprovisionamiento de la capital y el centro del país. Bodegueros y locatarios reportan que los mayoristas no llegan, los compradores al menudeo son pocos y los envíos se frenaron, problemáticas que han generado pérdidas del 50 al 70 por ciento de las ventas.

Octavio Solís, vendedor de fruta en el pasillo M, comentó a La Jornada que el sábado pasado ya habían salido ocho carritos de piña de media tonelada cada uno antes del mediodía; ‘hoy son ya las 11 y no se ha vendido uno completo’.

La misma situación viven comerciantes de naranja, aguacate y fresa. El plátano, cuya venta empieza en enero, ahora no ha comenzado debido a la baja que sufrió en los últimos meses de 2017. Las verduras reportan lo mismo.

La CEDA, que es el mercado mayorista más grande de América Latina, normalmente lleno de bullicio y rebosante de clientes, se vio este fin de semana semivacío ante la crisis de distribución de gasolina que empezó a retrasar la salida de productos del enorme complejo comercial.

Los proveedores de carne al menudeo que reciben compradores de Satélite, Naucalpan y Las Lomas vieron reducidos sus pedidos. Al respecto, Rogelio comentó a La Jornada que ‘los clientes son de cada fin de semana y ahora no han llegado, supongo que por la distancia no vendrán’.

Por otro lado, los mayoristas que surten a comercios como tiendas, pequeños mercados o tianguis, cafeterías, restaurantes, bares y hoteles han dejado de entregar sus productos con la regularidad habitual debido a las dificultades para transportarlos.

Sobre el tema, el director de compras de Drinks Depot, Rafael Pérez dijo a La Jornada que:

“Hemos tenido afectaciones en entregas de nuestros proveedores, los clientes no están llegando […]La proveeduría se ha visto afectada en 40, 50 por ciento. Estamos hablando de proveedores que vienen de Hidalgo, Guerrero, Cuernavaca, Puebla y Tlaxcala”.

Resultado de imagen para perdidas en la central de abasto por desabasto de gasolina

Los estacionamientos de la CEDA, que desde muy temprano se llenan de camiones pesados, unidades de carga y vehículos particulares, estuvieron vacíos. Los bodegueros en espera de descargas mejor cedieron sus espacios para quienes tuvieron mejor suerte. Esta vez no hubo disputa por los lugares.

Sin embargo, Adrián García, quien es encargado de abarrotes, dijo a La Jornada que los comerciantes no sólo enfrentan el retraso de la llegada de proveedores y clientela por el desabasto de gasolina, sino también porque los primeros meses del año (en la cuesta de enero) disminuye el consumo.

Los comercios que también surten al consumidor final reportaron caídas de hasta 60 por ciento en las ventas de la última semana por la menor afluencia.

Resultado de imagen para perdidas en la central de abasto por desabasto de gasolina

Al respecto, Jorge Romero, vendedor de La Texana, que surte a dueños de abarrotes de Puebla, Querétaro, Estado de México y Ciudad de México, dijo que ‘las ventas nos bajaron por lo mismo de las gasolineras, los clientes no llegan. Es preocupante, porque de aquí nos sostenemos todos los trabajadores’.

Para los comerciantes esta crisis debe superarse pronto, porque, de acuerdo con la expendedora de aguacate, Ana María Escalante, ‘ahora estamos en espera, pero quienes vendemos productos perecederos en cuatro días empieza la descomposición y entonces baja el precio. Tendremos mucho más pérdida’.

Con información de La Jornada, El Sol de México y Periódico Correo.

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Comentarios
Cargando...