Tortura, homicidio y suicidio: un reinado impune en cárceles de Chihuahua

0 129

Acustik Noticias

Ciudad Juárez, Chihuahua. 8 de diciembre de 2018.- En Chihuahua, en los últimos tres años se han suicidado 13 personas dentro de penales; sólo cinco estaban sentenciados. Las carpetas de personas que son asesinadas, de las que se reportan como muertas por suicidio o de las que confiesan bajo tortura, se cierran y dejan de investigar. Un curioso problema que, con apoyo en información publicada por Sin Embargo, enseguida exponemos.

Torturar-matar. El video es claro: un hombre tortura y otro es torturado. La acción es ya un problema en sí mismo. Sin embargo, se puede tornar incomprensible: el hombre que tortura es uno de los encargados de dar seguridad a las personas que viven en Ciudad Juárez y lo que está haciendo es el delito más grave para lograr acceso a la justicia.

La primera parte respondiente de todo un aparato de seguridad y justicia convierte los procesos judiciales y científicos en una bolsa de plástico en la cabeza de un hombre. Esta es la mejor policía del país: la Policía Municipal de Ciudad Juárez.

El video lo publicó El Diario de Juárez el pasado 17 de octubre, y se convirtió en boca de autoridades, especulaciones de medios y declaraciones de centros de derechos humanos, en una duda inmensa y convenientemente imposible de aclarar.

Primero. Unas horas después de que se publicó el video, poco después de la media noche del jueves 18 de octubre, fue asesinado el segundo comandante del grupo de inteligencia Miguel Ángel Salas López en su domicilio de la colonia Los Ojitos.

El mismo día encontraron el cadáver de un hombre asesinado por impactos de arma de fuego en el interior de una camioneta en la misma colonia. Según el Fiscal de la Zona Norte Jorge Nava López un teni que quedó en la escena del homicidio del policía, relacionaba al hombre ejecutado en la camioneta.

Las conclusiones fueron sencillas: el hombre que quedó muerto en la camioneta asesinó al policía, resultó herido por el agente y murió unas cuadras adelante. Un teni fue la prueba científica e irrefutable. Además, Jorge Nava declaró que otra cosa se concluyó enseguida: no se sabe por qué asesinaron al comandante, lo que sí es seguro es que no tiene nada que ver con la publicación del video de la tortura.

Segundo. El 18 de octubre durante la Sesión Ordinaria de Cabildo, el alcalde de Ciudad Juárez Armando Cabada declaró que el video se publicó 10 minutos después de que se registró un ataque en contra de policías estatales. No dijo que la persona torturada no era uno de los detenidos por ese hecho, pero lo dio a entender.

Ese mismo día, el secretario de Seguridad Pública Municipal Ricardo Realivázquez dijo que sólo tenían identificado a uno de los agentes que aparecen en el video y que ya se encontraba incapacitado; mientras que el visitador de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) Adolfo Castro arguyó que eran tres los identificados.

El Diario de Juárez publicó ese día una nota que decía que el policía asesinado era quien había grabado el video de la tortura. Sin embargo, la nota fue borrada del medio de comunicación minutos después de su publicación.

Tercero. El 19 de octubre en una conferencia de prensa en el Centro de Derechos Humanos Paso del Norte, el visitador de la CEDH Adolfo Castro declaró que el video era antiguo y prácticamente acusó a El Diario de Ciudad Juárez de complicidad por tortura.

¿Cómo llegaron a la conclusión de que el video es de meses pasados?, se le preguntó. ‘Por investigaciones internas, los mismos medios de comunicación, ellos lo tenían ya resguardado’, respondió. Pero dijo medios de comunicación para no decir El Diario de Ciudad Juárez, porque fue el primero que lo publicó después, según la versión del visitador, de tenerlo guardado por meses.

Adolfo Castro dijo, pues, varias cosas importantes para el caso: que el video era antiguo; que sus investigaciones se basaron en la pintura de la estación policiaca; los uniformes y decir que los medios tenían el video resguardado, aunque no detalló ninguna de las tres cosas.

Que tenían identificados a tres agentes: un mando, un mando medio y un oficial y que el mando que Ricardo Realivázquez dijo ‘ya está incapacitado’, en realidad estaba incapacitado desde una semana anterior a la publicación del video por un accidente automovilístico.

¿Hay un oficial incapacitado, de acuerdo con el secretario, pero no debería de estar detenido?, se le preguntó. ‘Lo que pasa es que su incapacidad fue por un accidente automovilístico, en días pasados, entonces este video salió esta semana, entonces, en español, él no sabía que iba a salir el video. Él está incapacitado en carácter laboral. No sé qué va a hacer el Secretario, digo, yo no he hablado con él’, respondió.

¿Cómo identificaron a los tres oficiales, porque el Secretario dijo que tenía identificado a uno, entonces, ustedes accedieron a un video o la misma Secretaría les dio los nombres? ‘Nosotros no hemos hecho contacto con nadie, ni de la Secretaría, ni de la Fiscalía, es que nosotros tenemos una forma de investigar diferente’, respondió, pero no explicó cómo, de cualquier forma, los identificaron.

Sin embargo, su forma de investigar los llevó además a saber quién era la víctima, y que estaba detenido en el Cefereso 9 por portación de armas, aunque hasta ese día no lo habían entrevistado para que les dijera si en realidad él era la persona que aparece siendo torturada en el video. ‘Tuvimos que ir hasta allá a preguntar cómo se llama, por qué delito está, no sabíamos ni por qué delito está. Checamos la fecha, cuándo lo vincularon a proceso, cuándo lo hicieron público. Pero esa es mi forma de investigar, es aparte’, agregó.

Cuarto y último. El alcalde Armando Cabada Alvídrez declaró el 23 de octubre que no encuentran al mando policíaco incapacitado e identificado como torturador.

Siguiendo con la información brindada por Sin Embargo, la madrugada del jueves 17 de febrero de 2017, durante la primera administración del Alcalde reelecto, el detenido Alejandro Cisneros falleció en los separos de la Estación de Policía Universidad mientras era sometido por siete agentes de la Policía Municipal y de Tránsito.

Cisneros fue detenido por una infracción vial, estar intoxicado y portar dos armas de fuego, de acuerdo con un video que se hizo público a través de redes sociales, fue sometido hasta la muerte.

Posteriormente se dio a conocer que era escolta de un empresario y que sus armas contaban con los permisos necesarios. En ese entonces la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Juárez era ocupada por el ahora director de Tránsito, Sergio Almaraz Ortiz.

Diez días después del incidente, el 27 de febrero, Almaraz Ortiz dejó la titularidad de la Policía Municipal por reprobar los exámenes de confianza. El alcalde dijo entonces que se investigaría el caso para fincar responsabilidades.

El 12 de junio de 2018, César Hernández fue detenido por policías municipales y ministeriales por ingerir bebidas alcohólicas en la vía pública. De acuerdo con registros periodísticos, el mismo día murió en las instalaciones de la Fiscalía por una contusión en el tórax a causa de golpes. Dos de los ocho policías ministeriales investigados dejaron de presentarse a trabajar y huyeron. Ulises Fierro Trevizo y Abel García Campos aún son buscados por el Departamento de Asuntos Internos.

Por ninguno de los casos mencionados hay detenidos, ni recomendaciones de la CEDH. Al respecto, Adolfo Castro dijo ‘estamos rebasados. El delito de tortura es imprescriptible, la autoridad que comete ese delito, cualquier agente, es perseguido toda su vida’.

Entrevistado el 6 diciembre, el titular de Seguridad Pública Municipal Ricardo Realivázquez dijo que no sabía nada de la investigación contra los policías que aparecen en el video torturando a un detenido. Asimismo, señaló que no hay suspensiones por el caso, y que no las habrá hasta que termine la investigación de la que no sabe nada.

Por otro lado, un grupo de 14 agentes de Tránsito fue arrestado por participar en una manifestación contra su director, el extitular de Seguridad Sergio Almaraz, que reprobó los exámenes de confianza y bajo cuyo resguardo oficiales mataron a un hombre detenido dentro de las instalaciones policíacas. El mismo día los agentes fueron dados de baja de la corporación y consignados a Fiscalía. Manifestarse es pues, más grave que torturar y matar para esta justicia desequilibrada.

Con respecto a suicidarse bajo el resguardo policial, Adolfo Castro dice que ‘el Estado en cuanto entras en su resguardo es el responsable de tu salud, tu seguridad y tu vida’.

Armando Cabada Alvídrez dijo durante su Segundo Informe de Gobierno y presentación de plan de trabajo, que la prioridad de su administración sería la seguridad pública e hizo énfasis en el respeto a la presunción de inocencia en los procesos de justicia. También aseguró que ratificaría a Ricardo Realivázquez en la Dirección de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal. Y así se hizo.

Las palabras fueron claras; los actos, en la práctica, han sido un tropiezo que se agrava con el paso del tiempo y que se refleja en los datos y hechos contrarios a lo que se ha dicho.

Dicen que era de madrugada, que el hombre de la celda estaba solo y que ató la venda que se quitó del brazo quebrado a un barrote; que luego la enredó en su cuello y que a medio suspender se quitó la vida la madrugada del 9 de abril de 2018. La versión oficial dice que Elías Armijo Hernández se suicidó dentro de las instalaciones del Cereso Estatal 3, en Ciudad Juárez.

Pero son muchas cosas las que se dijeron de Elías Armijo y, sin embargo, murió sin sentencia. Es decir, no se comprobó científica y claramente, los delitos por los que se le acusaba. No importa, o no importa mucho, porque desde el día de su detención, apenas dos horas después, fue presentado al mundo como el violador de dos hermanas y asesino de una tercera, sin proceso ni sentencia.

Lo que importa es que el alcalde dijo desde un lugar, a miles de kilómetros, ‘no se tenga duda de que es el responsable’ (se encontraba en Uruguay en ese momento). El alcalde se adelantó a los jueces, ministerios públicos y juicios orales para decir en un video que publicó en redes sociales que instruyó ‘como nunca [a la Policía] para que ubicara a este responsable, lo tenemos ya detenido’.

La presunción de inocencia y el debido proceso fueron violados sin consecuencias por las más altas autoridades. No sabremos, ahora ni nunca, si el hombre acusado era culpable. Sabremos, por todo lo que se dijo, sin pruebas científicas, que el caso está resuelto y que la carpeta está cerrada.

No sólo es el ejemplo de un caso no resuelto y de la violación a la presunción de inocencia y al debido proceso. Es también el ejemplo de cómo el Gobierno municipal y la Secretaría de Seguridad Pública y sus dos representantes: Armando Cabada y Ricardo Realivázquez, mintieron.

Para contar esta historia, es necesario retroceder al 29 de noviembre de 2017, cuando el Secretario de Seguridad Pública Municipal Ricardo Realivázquez se sentó frente a decenas de reporteros para decir, con tranquilidad, algo que, en ese momento, básicamente, era imposible comprobar. ‘Se realiza la detención de este sujeto quien en días pasados violó a tres menores y privó de la vida a una de ellas’.

Eran cerca de las cuatro de la tarde, dos horas antes la Policía Municipal detuvo a Elías Armijo Hernández por intentar violar a la encargada de una tienda de abarrotes en la colonia Lomas de San José.

Siete días antes, en otro punto de la ciudad, la colonia Ampliación Felipe Ángeles, alguien agredió a tres hermanas menores de de 10, 11 y 12 años en su casa mientras dormían. Violó a dos y asesinó a la mayor estrangulándola y dejando su cuerpo semidesnudo tirado en el patio de la casa. El crimen puso a Ciudad Juárez, otra vez, en el centro de los medios de comunicación de todo el mundo. Nahomi sería velada en medio de una indignación general y la presión por dar con el responsable.

A Elías Armijo no sólo se le señaló como el responsable en una rueda de prensa dada por Ricardo Realivázquez. También se montó un espectáculo en el que él era la atracción principal. Se invitó a todos los medios de comunicación para que presenciaran el momento en el que se le bajaba de la patrulla y se le ingresaba a las instalaciones policíacas del Distrito Universidad.

Armijo era arrastrado por policías municipales. No sólo eso, además, el video fue subido sin censura a la página Seguridad Ciudadana, un espacio en el que el municipio expone a todos los detenidos por las fuerzas locales con una breve descripción del delito por el que se les acusa.

Lo que dijo la policía

Según el boletín de la Secretaría de Seguridad Pública, el hombre identificado como Elías A. H. fue detenido en flagrancia luego de que amagara a una mujer en una tienda de abarrotes en la calle Cerro de Colima, en la colonia Lomas de San José.

El acusado llevó a la empleada de la tienda hacia el baño y ahí intento violarla. Ella gritó y entonces policías municipales que pasaban por ahí escucharon a la mujer y se bajaron de su patrulla para auxiliarla. El señalado intentó entonces huir saltando bardas y techos hasta que cayó de una altura considerable causándose lesiones.

Entonces los oficiales lo detuvieron e identificaron como el violador y homicida de una de las tres hermanas e hicieron la presentación. Todo esto gracias a un trabajo de inteligencia que llevaba días desarrollándose entre la Fiscalía y la Secretaría de Seguridad Pública. Eso dijeron las autoridades.

Lo que dijeron testigos

En el lugar de los hechos en el cruce de las calles Cerro de Colima y C. ‘V’. de la referida colonia se encuentra una tienda de abarrotes. El dueño del local comercial y una empleada dijeron que las cosas fueron distintas.

Refirieron que alrededor de las 13:08 horas,según el registro de sus cámaras de seguridad, el hombre entró a la tienda y amagó a la única empleada que se encontraba con un cuchillo. Que estuvo en el baño con ella hasta las 13:15. Que la dejó amordazada y atada en el baño porque había varios clientes. Que salió a atenderlos, partió un queso con el mismo cuchillo con que amenazó a la empleada, cobró, prendió un cigarro, sacó todo el dinero de la caja y cuando se disponía a regresar, la empleada se había desatado. Que ella quebró una botella de vidrio y lo amenazó y que entonces él salió corriendo.

Entonces la mujer, semidesnuda, gritó, y quienes la oyeron salieron a perseguir al acusado. Dijo una persona que no quiso identificarse que fueron dos personas a bordo de una camioneta blanca quienes lo alcanzaron alrededor de tres cuadras adelante, a la altura de una iglesia. Que lo detuvieron y que lo regresaron a la tienda.

Otro vecino dijo que una vez ahí entre varios hombres empezaron a golpearlo, él entre ellos, y que en la golpiza alguien lo reconoció por una foto que circuló en medios de comunicación y redes sociales en los que se le identificaba como el presunto agresor y que lo siguieron golpeando. Que ellos lo entregaron a los policías municipales.

En esta versión, sin embargo, no hubo trabajo de inteligencia, ni reacciones inmediatas de policías, ni bardas gigantes, ni caídas aparatosas. Incluso en la publicación en la cuenta de Facebook del alcalde varios usuarios le encararon y le dijeron que mentía, que ellos estuvieron ahí.

El visitador de la CEDH Adolfo Castro mencionó que el actuar del alcalde y del secretario de Seguridad Pública violó la presunción de inocencia y el debido proceso; que hay antecedentes, varios, de imputados que quedaron en libertad por violación al debido proceso.

El caso más emblemático en esta ciudad es el de Israel Arzate, quien era acusado de participar en la masacre de 15 estudiantes en Villas de Salvárcar, el 30 de enero de 2010. Fue puesto en libertad el seis de noviembre de 2013, tras una resolución de la Suprema Corte que determinó la violación de sus derechos humanos en la detención.

Si el hombre muerto era culpable o no, poco importa. Lo que importa es lo que se dijo y que la carpeta ya está cerrada, para tranquilidad de todos los ciudadanos.

De 2016 a lo que va de este año se han suicidado 13 personas en el interior de Centros de Readaptación en el estado. Doce eran hombres. De todos ellos, sólo cinco estaban sentenciados, los ocho restantes llevaban un proceso que no concluyó. Por lo tanto, no podremos saber si cometieron un delito o no, de acuerdo con una petición de información a través de transparencia.

En los últimos 10 años seis personas fueron asesinadas dentro de penales en el estado. Sólo una de ellas estaba sentenciada.

El 9 de noviembre pasado un examen realizado a un detenido que denunció actos de tortura resultó compatible con actos de violación. A José Eduardo Avilés Herrera un grupo de policías ministeriales le introdujo una piedra en el recto.

Hasta el momento los policías municipales señalados por tortura en el video publicado, ni los agentes acusados de homicidio, ni los oficiales que introdujeron una piedra por el recto a un presunto responsable han sido detenidos.

Con información de Sin Embargo.

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Comentarios
Cargando...