Lázaro Cárdenas y los antecedentes de la legalización de la marihuana en México

0 106

Acustik Noticias

Ciudad de México. 8 de noviembre de 2018.- En nuestra educación básica nos mostraron que Lázaro Cárdenas fue un político importante en la historia de México, pero dentro de los tópicos más populares del Tata destacan la expropiación petrolera y el apoyo a los migrantes del mundo, en clase nunca nos mencionaron que este presidente legalizó la marihuana en el país.

Cárdenas presidió el país de 1934 a 1940 y dicho sexenio albergó un cambio importante, pero drástico, en la política mexicana: la legalización de la yerba para enfrentar los mandatos del país vecino, Estados Unidos que históricamente ha combatido a la planta.

Durante seis meses el gobierno mexicano legalizó todas las drogas con la intención de reducir la violencia y corrupción en el país con la promulgación del Reglamento Federal de Toxicomanías que, además de despenalizar las drogas, establecía clínicas para tratar a los adictos como enfermos.

Así como en el contexto actual, la senadora de Morena Olga Sánchez Cordero se ha vuelto la figura importante en la búsqueda de la legalización de la marihuana, en el sexenio de Cárdenas destacó el médico Leopoldo Salazar. Sin evitar mencionar que fue un consumidor de la planta, también fue responsable de estudios a fondo sobre sus efectos en el cuerpo humano. Sus conclusiones resultaron bastante adelantadas a su época.

Salazar aseguró que la marihuana no genera adicción ni malestares, como aseguraba la campaña de Estados Unidos, por ello Cárdenas tomo la determinación de legalizar su consumo.

Durante este tiempo, todos los doctores de la época recetaron cocaína, marihuana, heroína y morfina en pequeñas dosis para iniciar un tratamiento a los dependientes, con el objetivo de que pudieran superar sus adicciones, y el doctor Salazar fue el encargado de las políticas de Salud, las cuales nunca trataron a los consumidores como criminales.

La visión cardenista sobre la marihuana la privilegió como un asunto de salubridad antes de que de legalidad, por lo que en este rubro, México fue uno de los pioneros a nivel planetario en la legalización y regulación de la yerba.

Líneas atrás relacionamos a Leopoldo Salazar con la futura titular de la Secretaría de Gobernación (Segob) Sánchez Cordero, quien presentó este jueves ante el Pleno del Senado de la República una iniciativa para la legalización y regulación del cannabis en México. Y la realidad es que los núcleos de esta propuesta están muy relacionados a las acciones cardenistas en la materia.

Con la prohibición absoluta y ‘satanización’ de la marihuana, se han creado diversas formas ilegales de producción y distribución, la gran mayoría violentas. En el caso mexicano, los cárteles son los mejores ejemplos, quienes han sido responsables de más de 250 mil mexicanos asesinados.

Durante el cardenismo en México estuvo permitida la siembra, cosecha y consumo de la marihuana, lo que se reflejó en una disminución en los índices de violencia. En parte, esto es lo que busca instaurar la iniciativa de Morena.

Lamentablemente esta visión tan abierta duró poco tiempo. Luego de que el presidente Lázaro Cárdenas haya anunciado la legalización en el país, las alarmas en Estados Unidos se encendieron. En ese entonces, Roosevelt amenazó al Gobierno mexicano con un embargo de medicamentos si no se echaba abajo la legalidad de la yerba. Tras las duras insistencias, Cárdenas no tuvo más que volver a penalizarla.

(A esta situación prohibicionista, también se suma la campaña que inició el fundador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Plutarco Elías Calles, quien se encargó de satanizar y censurar la marihuana en México, estigma que persiste hasta nuestros días.)

El gobierno de Roosevelt era muy parecido al del presidente Donald Trump: intolerante, racista y prohibicionista. No hay duda, la historia es cíclica.

En la actualidad, sólo Uruguay y Canadá permiten el consumo lúdico y medicinal de la marihuana en el mundo, pero México se les habría adelantado alrededor de 70 años en la materia. Y pese a que este adelanto sólo duró seis meses, es un antecedente de la posible conversión de México en el tercer país que se abre a esta planta.

Con información de Cultura Colectiva News, Breaking y Más de MX.

Comentarios
Cargando...