Selma Rojas, una espontánea de la lucha olímpica con garra Puma

0 16

Por: Lorenzo Rodríguez Blancas

Ciudad de México. 1 de septiembre del 2018.-  La luchadora Selma Isabel Rojas Mondragón es de frágil figura, pero de fuerza en su interior, una mujer que desea trascender tanto en el deporte como en la universidad y confrontar una vida intensa, pero gratificante.

La estudiante de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM detalló que no hizo deporte en su infancia, simplemente se dio la oportunidad de ingresar a la lucha olímpica, así de simple, de manera espontánea como ella lo define.

En entrevista con Notimex, en el gimnasio de la disciplina, a un costado del Estadio Olímpico México 68, la competidora señaló que confía en que su deporte la hará trascender y convertirse en la primera mujer medallista olímpica y mundial.

Pero para lograrlo, requiere pasar horas en el colchón y perder algunos momentos de su juventud que al final valdrán la pena.

Compartir los estudios con el deporte es una situación sencilla que domina muy bien. No hay impedimento para que ella se sienta decaída o desmoralizada ante tanto entrenamiento y estudio.

“No es complicado cuando haces algo que te apasiona. Te vuelves ambiciosa con las cosas, ya no te conformas con ser sólo estudiante y me vaya bien, sino más allá. Creo que cuando vienen los éxitos es gratificante”, externó.

La atleta, que compite en la división de los 55 kilos, añadió que cuando se tiene la constancia y dedicación en cualquier actividad se logran los objetivos, aun cuando parezca que es complicado.

“Lucha no es difícil ni para las mujeres ni para los varones, ni para los flaquitos ni para los bajitos; la lucha olímpica te da constancia para tocar el podio. Un deporte en el cual los errores o el éxito dependen de ti”, señaló.

Para Selma Rojas los logros conseguidos en su fructífera carrera la tienen satisfecha y más porque representar a una de las mejores universidades con reconocimiento a nivel internacional y una de las mejores de Latinoamérica es un orgullo que debe dejar en todo lo alto.

“Es una de las mejores universidades con reconocimiento a nivel internacional, a nivel Latinoamérica es una de las mejores y representarla es un orgullo, pero también un gran compromiso. Hay que ser de alto rendimiento no sólo en el deporte sino también en las aulas”, ratificó.

Por eso ser parte de la selección tanto en la UNAM como en la Nacional son misiones para las cuales trabaja de manera paulatina, pero eso no significa que debe conformarse.

“Para cumplir con los objetivos hay que trazarse metas progresivas, sería idílico que una persona que na hace deporte, de pronto quiera llegar a la lucha o ser campeón o llegar a la selección. Se debe ir paso a paso”, indicó.

Selma es una atleta comprometida con la institución y con su deporte, pero también es aguerrida cuando sale al colchón a derribar a sus rivales para conquistar el podio y escuchar el himno nacional.

Con Información de Notimex.

Comentarios
Cargando...