Incorporación de la ENBA al IPN fortalecerá a las bibliotecas de la institución: Marc

Mario Alberto Rodríguez Casas señaló que la Biblioteca Nacional de Ciencia y Tecnología es un centro emblemático y referencial para el Politécnico y el país

0 155

Acustik Noticias

Ciudad de México. 20 de agosto de 2018.- La incorporación de la Escuela Nacional de Biblioteconomía y Archivonomía (ENBA) al Instituto Politécnico Nacional (IPN) fortalecerá la actividad de las bibliotecas de la institución, principalmente a la Biblioteca Nacional de Ciencia y Tecnología (BNCT) “Víctor Bravo Ahuja”, destacó el Director General, Mario Alberto Rodríguez Casas.

Durante la ceremonia del XX Aniversario de la BNCT, señaló que este espacio representa un centro emblemático y referencial para la institución y el país, que ante la demanda y retos alineados con la Cuarta Revolución Industrial y a la formación del Talento 4.0, habrá de fortalecerse y renovarse permanentemente en beneficio de las nuevas generaciones de estudiantes que aprenden de manera distinta y de una sociedad que merece servicios educativos integrales de alta calidad.

Al develar una placa conmemorativa de esta biblioteca e inaugurar el mural ‘Mi huella en el mundo’, el titular de la institución aseguró que en el IPN.

“Comprendemos y valoramos la importancia que tienen las bibliotecas para la comunidad politécnica, para la sociedad mexicana y para toda persona en cualquier parte del mundo que tenga deseos de aprender”.

Este espacio se destaca por su moderna tecnología para la búsqueda eficaz de información, un acervo de volúmenes especializados, cinco mil 200 publicaciones editadas por gobiernos federales, estatales e instituciones públicas, así como colecciones donadas por Guillermo Tovar y de Teresa, Alan Legaspi con sus más de 450 ejemplares en temas variados de la política nacional e internacional, y la de Fernando de Garay y Arenas, con tres mil 700 ejemplares de varias disciplinas.

“Sus directores y directoras han gestionado la incorporación de modernas tecnologías que facilitan las tareas de sus usuarios y satisfacen sus necesidades de búsqueda de información con base en procesos eficaces y eficientes”, indicó.

Asimismo, resaltó que sus servicios se fortalecen, a través de convenios establecidos con más de 70 instituciones y organismos federales, entre los que destacan la Universidad Nacional Autónoma de México, (UNAM), las Bibliotecas Vasconcelos y de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), el Tecnológico de Monterrey, el Instituto Tecnológico de Autónomo de México (ITAM), Petróleos Mexicanos (Pemex) y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

“En su amplio vestíbulo se conjugan arte y ciencia. Basta observar los magníficos cuadros del pintor hidrocálido Saturnino Herrán, el Muro de Honor con los politécnicos que han obtenido el Premio Nacional de Ciencias y Artes, y el famoso Péndulo de Foucault, que nos muestra el movimiento de nuestro planeta”, subrayó Rodríguez Casas.

Recordó que a la Biblioteca se le asignó el nombre del insigne politécnico Víctor Bravo Ahuja, uno de los primeros egresados de la carrera de Ingeniería Aeronáutica, de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME), quien fuera gobernador de Oaxaca y Secretario de Educación Pública, además de colaborador en el establecimiento del Subsistema de Educación Tecnológica del país. Como Subsecretario de Educación fortaleció el proyecto académico del Politécnico al impulsar la creación de seis escuelas, entre ellas, la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Ingeniería y Ciencia Sociales y Administrativas (UPIICSA) y el Centro Interdisciplinario de Ciencias de la Salud (CICS) Unidad Milpa Alta.

El Titular del IPN consideró que desde hace siglos las bibliotecas son los espacios idóneos para resguardar la producción intelectual, divulgarla, transmitirla y legarla a las futuras generaciones.

“Son también un reflejo del desarrollo cultural, científico, tecnológico y social de los países, logrado a través del conocimiento, por ello, muchas bibliotecas en el mundo están catalogadas como verdaderos santuarios de cultura, tanto por el valor arquitectónico de sus edificios, como por el tamaño de su acervo”.

Por ello, el IPN valora la importancia que tienen las bibliotecas para la comunidad politécnica, para la sociedad mexicana y para toda persona en cualquier parte del mundo que tenga deseos de aprender, dijo Rodríguez Casas. Asimismo, agradeció a la Fundación Politécnico la donación de equipo de cómputo a este recinto, con el que se otorgará un mejor servicio a los usuarios.

Por su parte, la Secretaria de Servicios Educativos del IPN, Guadalupe Vargas Jacobo resaltó que a dos décadas de existencia y con más de 145 mil volúmenes en todas las áreas del conocimiento, la BNCT es el más grande espacio incluyente de encuentro, reflexión, estudio y conocimiento.

Recibe actualizaciones en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Comentarios
Cargando...